• Annie Díaz

Haz del aguinaldo tu aliado, no una pesadilla


Ya llegó diciembre, mes de fiestas, posadas, de compartir y de ¡recibir el aguinaldo! Lo cual hace muy felices a todos, pues un dinero extra (y más a fin de año) no le cae mal a nadie. Pero muchas veces empezamos a pensar en qué gastarlo antes de recibirlo, lo cual solo trae más deudas, un descontrol de nuestras finanzas y ese no es el chiste. Aquí les dejamos algunos tips para que el “bendito aguinaldo” no se convierta en una pesadilla.

En primer lugar, debes tener claro que la fecha límite para que la empresa en la que trabajas deposite el aguinaldo es el 20 de diciembre. Ésta es una prestación anual que equivale por ley a 15 días de salario (o más, depende la política de cada empresa); aun los trabajadores que no tengan un año cumplido laborando, tienen derecho a recibirlo en parte proporcional. Si no lo percibes antes de la fecha, acércate a la Procuraduría Federal del Trabajo (PROFEDET).

De acuerdo a la más reciente Encuesta de Temas Financieros Scotiabank, el 44% de los mexicanos ocupan su aguinaldo para el pago de deudas; 39% para compras navideñas; 32% en ahorro o inversión y 31% en vacaciones, entre otras cosas.

Pero antes de comenzar a hacer cuentas mentales, te proponemos lo siguiente para que le des el mejor uso a tu aguinaldo:

  • No descuides tu presupuesto: ya sabemos que la base de unas finanzas sanas es tener un presupuesto, integra el aguinaldo como un ingreso extra y comienza a dividirlo, lo ideal es que lo separes en pago de deudas, consumo y ahorro.

  • Sanea tus deudas: como parte de tu presupuesto, utiliza parte del aguinaldo para pagar tu tarjeta de crédito o algún otro préstamo que tengas (automotriz, crédito personal, hipotecario, departamental, etc.), esto te permitirá quitarte un peso del encima y comenzar el 2018 más ligero.

  • Evita dejarte llevar por las compras: en diciembre nos entra el amor y queremos regarle algo a todo el mundo, puedes hacerlo, pero evita dejarte llevar por las compras de último momento, es importante preveas qué y dónde vas a comprar; que te detengas a comparar precios en diversas tiendas o incluso revisa las opciones de compras por internet, que suelen tener más descuento. Aprovecha las ofertas reales de fin de temporada y los meses sin intereses, pero evita endeudarte demasiado.

  • Precaución: en diciembre se sueltan los ladrones, así que cuando salgas a hacer las compras evita salir con más de un plástico y si llevas efectivo, no te excedas y carga sólo lo necesario, con ello también no gastarás de más.

  • No olvides el ahorro: ya pagaste deudas, ya comprase, pero no olvides lo más importante: ahorrar. Lo mejor sería que desinaras el 20% al cochinito, con lo cual puedes avanzar en tu meta de ahorro; hacerle frente a algún imprevisto y lo mejor, llegar más desahogado a la terrible “cuesta de enero”. Otra forma de darle buen uso es que lo inviertas en un producto sencillo que te de rendimiento -puedes acercarte a tu institución bancaria para que te asesoren- o mételo como aportación voluntaria a tu Afore.

Lo más importante es que disfrutes de esa prestación, al final de cuentas es un premio por trabajar todo el año. Cuídalo, no lo malgastes y evita endeudarte de más.

Anaid.diaz1909@gmail.com

#Aguinaldo #Ahorro

9 vistas