• Redacción

Ten mucho cuidado con los llamados créditos milagro


Seguramente en la calle, en Internet y en los periódicos de nota roja, has visto anuncios en los que te ofrecen préstamos que van desde los 10,000 hasta los 5 millones de pesos. Lo mejor: en la publicidad dice que te lo dan en sólo unas horas y sin necesidad de consultar el buró de crédito.

Pareciera que es una opción fácil para cubrir alguna necesidad o alguna emergencia, pero ten mucho cuidado con estas empresas, porque en lugar prestarte lo más seguro es que termines pagándoles unos miles de pesos y que al final no te consigan el crédito que tanto quieres.

Se trata de empresas que te ofrecen llamados créditos milagro, es decir, por montos muy grandes y aparentemente fáciles de conseguir. Sin embargo, su modo de operar normalmente es el siguiente: tu los contactas, les manifiestas tu necesidad de dinero, te dicen que sí, pero que primero tienes que depositar algunos miles de pesos para iniciar con el trámite del préstamo con alguna entidad financiera, y al final te dicen que no, que siempre no fuiste sujeto de crédito pero ya no te devuelven tu lana.

Mal, pues habrás pagado sin recibir nada a cambio. Esto prácticamente es un fraude, y lo peor es que este tipo de empresas crecen como las enredaderas y sin que la autoridad haga nada al respecto, pues al no ser entidades financieras, quedan fuera de la regulación y supervisión de la Condusef, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y del Banco de México (Banxico).

Pese a ello, la Condusef ya ha alertado a la población de los riesgos que representan este tipo de empresas.

Además, sugiere que si se requiere de financiamiento, se acuda mejor a instituciones autorizadas y supervisadas como son bancos, sofomes, cooperativas de ahorro y préstamo, sofipos y la banca de desarrollo, pues éstas dan la seguridad de que si hay algún problema o inconformidad, se puede presentar una queja.

La Condusef recomienda que antes de solicitar un crédito, se tomen en cuenta aspectos como:

- No te dejes engañar por la aparente rapidez para el otorgamiento del crédito que ofrecen algunas empresas (no son financieras y no están reguladas).

- Cerciórate de la identidad y registro de la institución a través del SIPRES http://portal.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp; es mucho más seguro acudir con instituciones debidamente autorizadas.

- No compartas información personal, contraseñas, NIP o cualquier otro dato de tus cuentas, ni realices transferencias electrónicas o depósitos bancarios, si no estás seguro de la correcta identificación de la entidad que te otorga el crédito.

- Antes de dar la comisión por “gastos de gestoría”, asegúrate de la viabilidad del crédito.

  • Compara todas las opciones de crédito posibles.

Banca21mx@gmail.com

#CréditosMilagro #Condusef

9 vistas